¿Cómo mantener una erección por más tiempo?

Última actualización: 09.08.22

 

Una de los mayores problemas a los que se enfrentan los hombres a la hora de mantener relaciones sexuales es que su erección no dure el tiempo suficiente para que la experiencia sea satisfactoria. Un inconveniente que, afortunadamente, tiene todo tipo de soluciones con las que mejorar el rendimiento.

 

La erección es uno de los elementos fundamentales cuando se trata de tener un encuentro sexual. La capacidad del pene para responder adecuadamente es algo clave, tanto para satisfacer a nuestra pareja como a la hora de desarrollar la autoestima que necesitamos para completar y disfrutar de este acto sexual. Afortunadamente, son muchas las cosas que podemos hacer para mantener una erección por más tiempo y disfrutar más del sexo, con la tranquilidad y la confianza que merecemos.

Para que dispongas de toda esta información, hemos resumido en nuestro artículo algunos de los aspectos que afectan a la erección, donde también te damos algunos consejos para que puedas trabajar de cara al futuro y mejorar tu rendimiento de forma sencilla.

 

La alimentación

Dicen que somos lo que comemos y lo cierto es que, a la hora de mantener nuestra erección por más tiempo, este aspecto es fundamental. Uno de los enemigos que más afecta a nuestra capacidad eréctil es el sobrepeso. Recordemos que la erección se produce gracias a la circulación de sangre en el miembro. Si tenemos un exceso de peso, el colesterol alto o nuestra dieta es rica en grasas, es probable que el sistema circulatorio no funcione todo lo bien que debe. Algo cuyas consecuencias se presentan en esta zona del cuerpo.

Por si fuera poco, esta mayor cantidad de grasa corporal también está presente en nuestros órganos, lo que afecta a la generación de testosterona y su presencia en el organismo. Estos bajos niveles, unidos a la inflamación causada por ese exceso de grasa, acaban formando un cóctel que nos dificulta estar firmes cuando sea necesario. Así que cambiar de dieta, comer menos y más saludable siempre ayudará.

Tabaco y alcohol

El tabaco y el alcohol son otros dos enemigos de la erección. El tabaco tiene la capacidad de limitar el tránsito de oxígeno por nuestro organismo, aumentando la oxidación del cuerpo y deteriorando directamente a la masa muscular del pene. Esto se traduce en un 50% más de probabilidades de sufrir impotencia, sin olvidarnos de los otros muchos riesgos e inconvenientes que supone el tabaco para nuestra salud.

Con el alcohol pasa algo parecido, sobre todo si su consumo es excesivo. Pensemos que el alcohol tiene un efecto vasodilatador sobre el organismo, lo que se traduce en una menor presión sanguínea. Este efecto perjudica gravemente a los cuerpos cavernosos del pene y, en consecuencia, a su capacidad de lograr una erección adecuada. Por tanto, un consumo limitado de alcohol siempre será una ayuda para estar a tono cuando sea necesario.

 

Medicamentos y enfermedades

Existen ciertas enfermedades y medicamentos que tienen efectos sobre nuestra capacidad de conseguir una erección duradera. Entre estas enfermedades, se encuentran la diabetes, la presión arterial alta, problemas de tiroides y corazón o las enfermedades relacionadas con el sistema circulatorio. Todo ello sin olvidar los problemas que supone una menor concentración de testosterona, relacionada con el hipotiroidismo. Tratar adecuadamente estas enfermedades es importante para lograr nuestro rendimiento.

Algo parecido pasa con ciertos medicamentos, como los destinados al tratamiento del corazón o de ciertos problemas circulatorios. También afectan otros medicamentos como los antidepresivos, las pastillas para dormir o los remedios contra la úlcera péptica. En este caso, conviene consultar con nuestro médico en busca de alternativas, que no afecten a la erección de la manera que lo hacen estos.

 

Cuestión de confianza

Hasta ahora hemos hablado de causas principalmente físicas u orgánicas. Sin embargo, a la hora de mantener una erección, nuestra mente tiene un papel clave. El estrés propio del día a día o incluso el que generan los problemas de erección tienen una gran importancia sobre nuestra vida sexual. Mantener una adecuada salud mental y relajarnos lo más posible ayuda a incrementar nuestro rendimiento.

En esta tarea también contamos con la ayuda del ejercicio y un buen descanso. Estos dos aspectos son claves para mejorar nuestro bienestar psicológico, estar más relajados y contar también con una mejor salud mental, por así decirlo. El ejercicio genera serotonina, con la que nuestro cuerpo se relaja, mientras que un descanso adecuado ayuda a regenerar nuestro organismo, a estar más tranquilos y concentrarnos mejor.

Por cierto, aunque es obvio, no está de más recordar que para que se produzca una erección es necesario que haya un estímulo sexual y que este tenga la fuerza necesaria para despertar nuestra virilidad. Así que un cambio de hábitos o quizá añadir un toque de picante a tus relaciones también es una buena idea.

Y si todo esto falla

A pesar de todo lo que hemos comentado, es posible que no seas capaz de lograr una erección o que la misma no se mantenga durante mucho tiempo. Afortunadamente, incluso en estos casos hay remedios para mejorar nuestra salud sexual.

Lo primero que deberíamos hacer es consultar con nuestro médico en busca de posibles problemas orgánicos. Hablamos de enfermedades como las relacionadas con la generación de testosterona, los problemas circulatorios o incluso posibles daños medulares, que puedan afectar a esta erección. Si finalmente se te diagnostica alguna de estas dolencias, tu médico te indicará el tratamiento correspondiente para solventar el problema.

Si el problema no es de este tipo sino más bien psicológico o de otro tipo no orgánico, entonces quizá te interese recurrir a alguna ayuda puntual, especialmente si quieres tener un extra de seguridad a la hora de afrontar tus encuentros sexuales. Y aunque lo primero que se te venga a la cabeza sean esas famosas pastillas azules de efecto milagroso, lo cierto es que la gravedad de sus efectos secundarios no las hacen demasiado recomendables.

Afortunadamente, existen alternativas más seguras e igual de eficientes, como los suplementos naturales que tenemos actualmente en el mercado. Estos contienen extractos de plantas naturales y cuentan con una formulación que te ayuda a lograr erecciones más potentes y duraderas sin riesgos para tu salud. Puedes encontrar más información sobre algunos de los suplementos más conocidos del mercado en los análisis que hemos realizado sobre ellos y que tienes disponibles en esta misma web.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS

DMCA.com Protection Status