Síntomas y causas de la disfunción eréctil

Última actualización: 07.12.22

 

La disfunción eréctil es uno de los problemas de salud sexual más habituales entre los hombres. Sin embargo, pese a sus efectos, es una dolencia común y fácil de resolver, siempre que se conozcan sus causas.

 

Es la primera vez que me pasa. Esta es una de las frases más habituales en los hombres cuando nuestro pene no responde a la hora de satisfacer a nuestra pareja. Y aunque es cierto que una erección fallida no supone un problema, cuando este hecho se reproduce con frecuencia puede ser síntoma de un problema de disfunción eréctil.

Sin embargo, a pesar de lo que muchos hombres piensan de forma errónea, actualmente esta dolencia tiene un proceso de diagnóstico y tratamiento que suele ser eficiente y que nos ayuda a recuperar nuestra confianza con facilidad. Un proceso para el que es clave tener una buena información, como la que te ofrecemos en nuestro artículo.

 

Qué es la disfunción eréctil

La disfunción eréctil se define como la incapacidad del hombre de tener o mantener una erección adecuada a la hora de realizar el acto sexual de forma satisfactoria. Dependiendo de su intensidad, es posible que la erección se pierda a los pocos minutos de iniciarse, sin haber podido consumar, o bien que el paciente tenga una incapacidad manifiesta de tener siquiera una erección, en los casos más graves.

Es importante saber que para que se produzca una disfunción eréctil real es necesario que exista un estímulo sexual adecuado. Si el estímulo no tiene una intensidad o duración adecuadas, no podría considerarse como disfunción. También es necesario distinguir esta disfunción de la eyaculación precoz, que permite mantener una erección adecuada e incluso consumar, pero que limita la duración del acto sexual a poco más de un minuto desde la penetración.

Causas de la disfunción eréctil

Las causas de la disfunción eréctil son diversas y tienen una naturaleza variada. Entre ellas, encontramos ciertas enfermedades como la diabetes, la hipertensión o la arteriosclerosis. También ciertas dolencias como el Parkinson, el hipogonadismo o algunos problemas medulares pueden causar estos problemas. En paralelo, el tratamiento de algunas de estas enfermedades también puede causar esa disfunción eréctil como efecto secundario.

Otros motivos de esta disfunción pueden estar relacionados con causas físicas. El estrés o la fatiga son dos de los motivos principales que causan este inconveniente. También suele aparecer en personas fumadoras, con obesidad, con trastornos del sueño o que consumen en exceso drogas o alcohol.

Finalmente, no está de más echar un vistazo a las causas psicológicas de esta dolencia. Entre ellas, tenemos una posible depresión, bien anterior o bien derivada del estrés que causa la disfunción eréctil. También es posible que esta dolencia aparezca por tener problemas con nuestra pareja, tales como la falta de comunicación, la desaparición de parte del estímulo sexual y otros problemas similares.

 

Proceso de diagnóstico

A la hora de realizar un diagnóstico para la disfunción eréctil, se suele emplear un planteamiento multidisciplinar, en línea con las diversas causas que este problema puede tener. Este proceso empieza por un análisis general de salud, que incluye la evaluación del estado del paciente, detectar posibles enfermedades que puedan causar la dolencia y otras causas comunes.

En los casos más severos es posible que sean necesarias ciertas pruebas diagnósticas, tales como analíticas de sangre y orina o incluso una ecografía en la zona del pene, para verificar que las diferentes estructuras circulatorias funcionan correctamente. En todo caso, todas estas pruebas no son molestas ni tampoco suponen un planteamiento invasivo. Con todas estas pruebas tu médico te indicará el tratamiento más adecuado, conforme al nivel de tu dolencia.

Cómo tratar la disfunción eréctil

A estas alturas, ya puedes imaginarte que el tratamiento de la disfunción eréctil es diverso, tal como pasa con sus causas. De hecho, hay muchas más opciones para solventar el problema más allá de las famosas pastillas azules, tan potentes para lograr erecciones como peligrosas por sus efectos secundarios.

En el caso de la disfunción eréctil vinculada a enfermedades, existen soluciones que ayudan a paliar el efecto de estas dolencias sobre el sistema circulatorio y sobre el propio sistema sexual, que ayudan a lograr erecciones duraderas sin problemas. Algo parecido pasa con los medicamentos utilizados en el tratamiento de dichas dolencias, así como en el caso de las disfunciones vinculadas a cualquier otra medicina. Salvo raras excepciones, existen alternativas que eliminan estos efectos secundarios, sin afectar a la efectividad de dicho tratamiento.

En lo que respecta a las causas físicas, estas tienen una fácil solución: dieta equilibrada, un poco de ejercicio físico, limitar el consumo de alcohol y tabaco o tener una buena disciplina de sueño. Lo mejor de todo es que los efectos de estos pequeños cambios en nuestro día a día se notan en poco tiempo y también mejoran nuestra vida en general, lo que es un refuerzo positivo tanto para nuestra confianza a la hora de mantener relaciones como para ser conscientes de que lo que estamos haciendo es útil para nuestra salud.

Finalmente, hablamos de las causas psicológicas, tales como el estrés o la ansiedad. Estas pueden tratarse mediante apoyo psicológico adecuado, así como un estilo de vida diferente en lo que al estrés se refiere. En el caso de problemas de pareja, también tendríamos en la terapia de pareja una gran ayuda. El terapeuta se encargará de romper las posibles barreras existentes y recuperar la confianza pérdida.

 

Una pequeña ayuda

Uno de los principales inconvenientes en nuestras relaciones sexuales es que la confianza en nosotros mismos es clave para tener éxito. Una confianza que la disfunción eréctil puede dañar gravemente, ante la falta de capacidad de responder en el momento en que tenemos que cumplir con nuestra pareja.

Afortunadamente, contamos con ciertas ayudas naturales que hacen más intensas y duraderas esas erecciones, con la ventaja de no incluir los graves efectos secundarios de los remedios de farmacia. En nuestra web, te ofrecemos varios de estos productos, con los que disponer de un pequeño extra para rendir mejor cuando sea necesario.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS

DMCA.com Protection Status