¿Qué es la eyaculación precoz?

Última actualización: 09.08.22

 

Comienza el acercamiento íntimo y todo va de maravilla. Sin embargo, cuando la eyaculación ocurre de forma imprevista, todo termina. Esto le puede pasar a cualquier hombre en algún momento. No obstante, cuando la historia se repite en cada encuentro sexual, puede desencadenar frustraciones, tanto para el hombre como para su pareja sexual.

 

La vida sexual del ser humano es realmente compleja y la capacidad que cada individuo tiene para experimentar placer es diferente. Por otro lado, tal capacidad debe combinarse con la de la pareja durante el acercamiento sexual. Así, ambos pueden disfrutar de una intimidad plena, que les permita sentirse satisfechos después de un encuentro íntimo. El tema no es sencillo, pero se puede decir que el acto sexual debería considerarse como la satisfacción de quienes lo practican.

Hablando específicamente de los hombres, un tema que preocupa a muchos es no poder tener relaciones sexuales de mayor duración, lo que les lleva a pensar que tienen un problema de eyaculación precoz, debido a que llegan al orgasmo antes de lo previsto, o al menos antes de lograr satisfacer a la pareja.

Un dato importante que hay que mencionar, para contextualizar la eyaculación precoz, es que una relación sexual considerada normal dura aproximadamente 5 minutos. En este marco, se puede considerar que existe un problema cuando el hombre eyacula antes o casi inmediatamente después de la penetración. Debido a esto, puede que no logre estimular a la pareja para que alcance el clímax. Tal situación puede desencadenar una serie de frustraciones que, de no resolverse, llegan a agravarse y convertirse en una constante durante el sexo.

La buena noticia es que, en muy pocas ocasiones, la eyaculación precoz es síntoma de algún problema de salud física y suele remitirse a problemas de interacción y conducta sexual, que son reversibles si se tratan debidamente.

¿En qué consiste la eyaculación precoz?

Hablando de manera fisiológica, la eyaculación precoz se define como la salida del semen, a través del orgasmo, en un periodo de tiempo menor al deseado.

Esta es una situación que puede ocurrirle a cualquier hombre en algún momento de su vida y se estima que hasta el 40% lo ha experimentado.

¿Qué puede ocasionar la eyaculación precoz?

Son muchas las causas que pueden estar relacionadas con el hecho de que un hombre eyacule antes de lo que quisiera y los factores psicológicos están dentro de los más comunes. A continuación, mencionamos los motivos más aceptados por los expertos en sexualidad:

  • Problemas de pareja
  • Estrés
  • Ansiedad por lograr un desempeño sexual mejor
  • Culpabilidad
  • Experiencias previas y costumbres sexuales adquiridas
  • Problemas con la síntesis de serotonina

 

¿Cuáles son las consecuencias de la eyaculación precoz?

A nivel físico, no hay consecuencias asociadas a la eyaculación precoz. Sin embargo, si el hombre no logra mantener la erección para penetrar a su pareja, es poco probable que pueda convertirse en padre a través de las relaciones sexuales.

A nivel anímico, experimentar la eyaculación precoz puede disminuir la confianza del hombre para satisfacer a la pareja, así como desencadenar sentimientos de baja autoestima y vergüenza. Esto podría dañar sus relaciones íntimas en el futuro, ya que puede sentir que no disfruta del sexo, debido a que no dispone del tiempo suficiente.

¿Cómo puede tratarse?

El tratamiento para controlar la eyaculación precoz dependerá de poder identificar correctamente la causa. Generalmente, se recurre a lo que se conoce como terapia conductual. Mediante este tipo de tratamiento se adquieren nuevas habilidades para controlar la estimulación y ampliar el tiempo que se mantiene la erección antes de llegar al orgasmo.

Son 2 los métodos más utilizados para detener la eyaculación y dependerá del paciente y su compromiso con la práctica de ellos que pueda tener resultados positivos en un corto o mediano plazo. Sin embargo, dichos métodos pueden tener un porcentaje de éxito de hasta el 95%, por lo que vale la pena intentarlos.

  • Iniciar y detenerse
  • Compresión

El método de iniciar y detenerse consiste en poner mucha atención a las sensaciones de placer que genera el coito, para identificar el momento justo en que podría tener lugar la eyaculación. Una vez que se identifica, se debe parar la estimulación durante un periodo de 30 segundos. Después, se puede continuar de nuevo. Dependiendo de la habilidad que se obtenga en reconocer los patrones de placer, se puede repetir el proceso entre 3 o 4 veces, antes de permitirse experimentar el orgasmo.

Por su parte, el método de compresión es una técnica que se desarrolló en la década de 1950, por los expertos Virginia Masters y William Masters. Consiste en obstruir manualmente el flujo de la eyaculación, aplicando presión justo en donde la cabeza del pene se une con el denominado “eje”. Al igual que sucede con el método anterior, requiere práctica el llegar a dominarlo, ya que también es necesario que el individuo tome conciencia de sus sensaciones, para ejercer dicha presión en el momento indicado.

En el caso de ambos métodos, la masturbación controlada puede ser la vía para lograr dominarlos, por lo que no necesariamente tiene que estar involucrada la pareja sexual durante el proceso. Sin embargo, se considera más apropiado hablar del problema abiertamente con ella, hacerla partícipe de las prácticas y tomar una actitud positiva y cooperativa.

De igual manera, se puede recurrir a algún tipo de distractor del pensamiento durante el encuentro sexual. Después de todo, la mente tiene un gran poder dentro del desempeño sexual. Tales distractores pueden ser, por ejemplo, al experimentar que se está a punto de llegar a la eyaculación, pensar en los nombres de los jugadores de su equipo favorito de fútbol.

Tratamientos médicos

Existen algunos fármacos que también pueden ayudar a hombres con eyaculación precoz, que pueden ser suministrados de manera tópica o también oral. Algunas cremas anestésicas pueden disminuir la sensibilidad para incrementar el tiempo que se mantenga la erección, pero se deben utilizar con cuidado para no afectar la sensibilidad de la pareja.

En el caso de algunos hombres, el solo hecho de utilizar un condón puede ser suficiente para retrasar la eyaculación, al disminuir la sensaciones experimentadas en la zona.

 

Consejos

Hablar con un médico puede ser la mejor elección para tratar la eyaculación precoz, ya que es la persona indicada para diagnosticar el problema, si es que existe, guiar el tratamiento y otorgar mayor información. De igual manera, es mejor informar a la pareja, su apoyo puede ser de gran ayuda. Así, se pueden elegir estrategias en conjunto.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS

DMCA.com Protection Status