5 plantas que te ayudan a aumentar el deseo sexual

Última actualización: 09.08.22

 

A veces, para darle un toque especial a tu vida sexual, hace falta una pequeña ayuda. Afortunadamente, esto no siempre implica tener que recurrir a los productos farmacéuticos habituales, gracias a la gran cantidad de remedios naturales disponibles para conseguir este efecto.

 

El estrés, la ansiedad, el cansancio… Son muchas las causas que pueden provocar una reducción de nuestra libido y del deseo sexual. Esto implica un deterioro de nuestra vida amorosa que, si no se trata a medio y largo plazo, puede acabar suponiendo un problema serio.

Para salir de esta situación, lo más importante es resolver las causas del problema. No obstante, también disponemos de diferentes suplementos para solventar sus efectos directos. Algo importante por la retroalimentación que muchas veces viaja junto a los problemas relacionados con la sexualidad. El hecho de no tener deseo, debido al estrés o las preocupaciones, causa que nos preocupemos aún más, lo que intensifica el problema. 

Dentro de estas soluciones, contamos con dos grandes grupos. Uno de ellos es el de los remedios farmacológicos. Estos suelen ser eficientes, pero tienen inconvenientes, tales como los efectos secundarios o su interacción con otras medicinas que estemos tomando. 

El otro, al que vamos a dedicar nuestro artículo, es el de los remedios naturales. Hoy día, son muchas las plantas que ayudan a aumentar el deseo sexual de manera eficiente. Soluciones que generan resultados reales, sin los inconvenientes de las propuestas de farmacia. Para que sepas más sobre ellas, hemos elegido cinco de las más conocidas.

 

1. Cardamomo

La semilla de cardamomo es uno de los productos naturales con propiedades afrodisíacas más conocido. Este se lleva usando desde hace siglos en diferentes escuelas de medicina natural. Su principal efecto se debe a compuestos como el zinc, conocido por ser imprescindible para mejorar la sexualidad humana.

En este cometido, también ayudan el boro y el beta sitosterol, que se utilizan con frecuencia para tratar problemas de erección. Además, estas semillas también son ricas en estigmasterol y nerol. Estas dos sustancias tienen un efecto estrogénico, por lo que son idóneas para combatir los síntomas de la menopausia y mejorar la sensibilidad. Así que el cardamomo es perfecto para ellos y también para ellas.

2. Maca

En los últimos tiempos, la maca ha ganado mucha fama a la hora de tratar todo tipo de problemas relacionados con la sexualidad humana. Esta planta empezó a usarse en tiempo de los incas y, entre sus principales ventajas, se encuentra su capacidad para aumentar la fertilidad y el deseo sexual. Algo que se debe a su alta concentración en calcio, magnesio y silicio, entre otros nutrientes.  

Además, este extracto está considerado como un superalimento, gracias a una rica variedad de nutrientes, tales como proteínas, vitaminas, minerales y ácidos grasos libres. Así que, además de ser un potente complemento para tu sexualidad, también es un excelente reconstituyente, para darte un extra de ánimo y energía en tu día a día.

 

3. Gingko Biloba

El Gingko Biloba es otro de los productos de los que más actualmente se habla cuando se trata de mejorar el deseo sexual, sin necesidad de recurrir a medicamentos. Este se extrae de uno de los árboles más antiguos del mundo y tiene una composición única, cargada de nutrientes interesantes.

Entre sus efectos, tenemos una capacidad antioxidante de primer nivel gracias a los terpenoides. Estos también son responsables de mejorar la circulación sanguínea y ayudan a la dilatación de los vasos, lo que facilita la erección. Un efecto al que también contribuye su potencial como regulador hormonal. Gracias a su capacidad para aumentar la presencia de testosterona en el organismo, se incrementa de forma considerable el deseo sexual y se reduce la depresión. Algo que supone un beneficio adicional también para tu vida diaria.

 

4. Fenogreco

Aunque tradicionalmente el fenogreco se ha utilizado dentro de la gastronomía india, en los últimos tiempos este extracto se ha convertido en otro producto interesante para luchar contra los problemas sexuales. Su consumo implica un buen aporte de minerales habituales en los productos de este tipo, tales como el zinc, el magnesio, el selenio o el hierro, entre otros. También es rico en flavonoides, ampliamente conocidos por su potencial antioxidante y que ayudan a mejorar la circulación sanguínea.

Tampoco podemos olvidarnos de su riqueza en colina y vitaminas del grupo B, que aportan un extra de energía al organismo. Y para rematar la propuesta, su contenido en saponinas esteroideas es justo lo necesario para que ellas también se animen, dado que este nutriente es muy recomendable para el tratamiento de la menopausia y otros problemas de la sexualidad femenina.

5. Rhodiola rosea

Concluimos nuestro artículo con una de las últimas novedades en llegar al mercado de los remedios de fitoterapia destinados a mejorar el estado general de nuestra salud sexual. Hablamos de la Rhodiola rosea, conocida más popularmente como raíz ártica o raíz de oro. Esta procede de zonas frías y de gran altura situadas tanto de Europa como de Asia.

El principal potencial que tiene este producto es su capacidad para combatir la fatiga y el estrés que, como hemos mencionado al principio, son dos de las principales causas de los problemas del bajo deseo sexual. También tiene un interesante efecto energético en el organismo, así que es muy útil para que no te quedes sin fuerzas a mitad de tu jornada.

Como verás, en este caso no hablamos de una planta que tenga un efecto directo sobre la sexualidad, tal como pasa con el resto de remedios que hemos comentado. Pero sí es cierto que, gracias a su poder revitalizante, esta propuesta resulta idónea para atacar directamente a algunas de las principales causas de la falta de deseo sexual.

 

DEJA UN COMENTARIO

0 COMENTARIOS

DMCA.com Protection Status